"EURO-RIOC 2007" - Roma - 8 - 10 de noviembre de 2007

La 5ª conferencia del Grupo "EURO-RIOC" tuvo lugar en Roma del 8 al 10 de noviembre 2007, por invitación del Ministerio Italiano de Medio Ambiente y de las Autoridades de Cuenca Italianas. Reunió a 200 participantes provenientes de 33 países.

Fue organizada simultáneamente con la Asamblea General de la Red Mediterránea de Organismos de Cuenca (REMOC).

La Conferencia "EURO-RIOC 2007" fue abierta por el Sr. Alfonso PECORARO SCANIO, Ministro italiano de Medio Ambiente, con la presencia de muchas personalidades italianas (Ciudad de Roma, Parlamento y Regiones), de la Sra. Lubka KATCHAKOVA, Viceministra de Bulgaria, y del Sr. Lazlo KOTHAY, Secretario de Estado de Hungría y Presidente Mundial de la RIOC.

Los Organismos de Cuenca de los Estados Miembros de la Unión Europea realizaron progresos significativos en la implementación de la Directiva Marco del Agua (DMA): adaptaciones administrativas, análisis económico, información pública e implicación de los actores del agua, realización de las caracterizaciones, puesta en marcha de las redes de vigilancia, etc.

La Conferencia "EURO-RIOC 2007" permitió evidenciar que la DMA interesa más y más a Países de la Región Mediterránea y de Europa central, del Cáucaso y de Asia Central.

La próxima etapa es elaborar Planes de Gestión y Programas de Medidas para 2009, con una consulta pública previa en 2008.

Así, la conferencia se organizó alrededor de tres temas:
* la elaboración y el coste de los Programas de Medidas,
* la toma en cuenta del calentamiento global,
* la consulta pública.

Como la reunión tuvo lugar en Italia, se dio una atención especial a los aspectos mediterráneos.

37 intervenciones fueron presentadas y muchas recomendaciones formuladas, en particular:

La elaboración y el coste de los Programas de Medidas

Es esencial movilizar a los actores locales, a las Colectividades Locales en particular. Es necesario desarrollar acciones, elaborando planes de gestión y programas de medidas locales a escala de las subcuencas.

Es necesario también acelerar las medidas para la "agricultura" y el "saneamiento": estos dos sectores son, con las modificaciones hidromorfológicas de los ríos, los factores principales del Riesgo de No Alcanzar el Buen Estado: integrar las Directivas "Aguas Residuales Urbanas" y "Nitratos" es un requisito previo.

Es indispensable aumentar los recursos asignados a la gestión de los medios acuáticos y de las zonas húmedas, y a la hidromorfología.

Es inevitable aumentar significativamente los recursos financieros, basándose en los principios "contaminador-pagador" y "usuario-pagador".

Son indispensables los estudios económicos para la implementación de la DMA para justificar las derogaciones de plazo y nivel con relación al Objetivo de Buen Estado, para evaluar el índice coste-eficacia de cada medida, optimizar la eficacia global del Programa de Medidas. Es necesario desarrollar una cultura económica y formar a economistas especializados en el ámbito del agua.

Los participantes desearon que se ponían en común las experiencias, se armonicen los métodos (evaluación de los costes medioambientales, tipo de recaudación de costes, modelo coste-eficacia de las medidas, etc.), que se desarrollen indicadores socioeconómicos comunes o valores de referencias, en prioridad en las Demarcaciones Internacionales (concepto de coste desproporcionado, etc.). Es necesario dar explicaciones a los consumidores y a los decisorios para que entiendan los desafíos y acepten el aumento, a menudo inevitable, del precio del agua.

En las Demarcaciones Internacionales, la coordinación ya iniciada debe profundizarse (catálogo común de medidas, objetivos coordinados, indicadores socioeconómicos comunes, etc.), reforzando la actuación de las Comisiones Internacionales.

La toma en cuenta del calentamiento global

La DMA no tiene en cuenta directamente el cambio climático pero proporciona herramientas, que deben aplicarse efectivamente en los Programas de Medidas (estado cuantitativo, hidromorfología, tarificación y recaudación de costes, etc.).

Parece indispensable un enfoque común a nivel europeo y euro-mediterráneo: programas de investigación, solidaridad aguas arriba-aguas abajo, comparto de los datos y coordinación de las acciones entre cuencas, en las Cuencas Hidrográficas Internacionales en particular.

Es necesario evaluar las consecuencias hidrológicas para cada cuenca y según diferentes escenarios, completar las redes de vigilancia previstas por la DMA, establecer Sistemas Nacionales de Información sobre el Agua, desarrollar y coordinar las redes de alerta de crecidas y sequías, pasar de una política de desarrollo de la oferta a una política de reducción de la demanda de agua.

Deberían desarrollarse Planes de Gestión de la sequía con el conjunto de los actores involucrados, no sólo en caso de crisis sino también de manera planeada a largo plazo.

Para facilitar la implementación de la Directiva Marco del Agua.

La consulta pública

Los Organismos de Cuenca han ya organizado las dos primeras etapas de la consulta pública prevista por la DMA. Permitieron conocer mejor las esperas de las poblaciones. El factor limitante es la falta de medios humanos y financieros. Implicar a los actores y al público a partir de las primeras etapas es un factor positivo. Es necesario también mantener este esfuerzo de información más allá del período oficial de consulta previsto por la DMA.

Es necesaria una coordinación del procedimiento y del calendario a nivel nacional y en las Demarcaciones Internacionales, pero favoreciendo la escala de las cuencas y subcuencas para la realización de la consulta.

Es necesario distinguir la información y la consulta ya que son dos objetivos diferentes. Es deseable apoyarse en Comités o Consejos de Cuenca cuando existen. Es importante movilizar a los representantes elegidos locales y las ONG, sensibilizar a los jóvenes en las escuelas, explicar los desafíos basándose en los problemas locales, combinar diferentes herramientas de información, no limitarse a cuestionarios y páginas web pero se recomienda que se organicen debates públicos locales.

Es importante comunicar de manera menos administrativa y más pedagógica (necesidad de un trabajo entre especialistas del agua y de la comunicación) y asegurar la transparencia (comunicar las incertidumbres, explicar las decisiones tomadas e informar sobre los resultados obtenidos).

¡No se debe faltar la reunión principal de 2008!

Estas consultas tienen un coste y es necesario prever presupuestos específicos. Son necesarios intercambios de experiencias para definir los métodos más apropiados en función de las situaciones y del índice coste-eficacia de las distintas herramientas.

La situación en la cuenca mediterránea

La cuenca mediterránea corre el riesgo de ser una de las regiones del mundo más afectadas por el calentamiento global.

Ya se plantea el problema de la distribución del agua entre el regadío, el turismo y las necesidades humanas básicas (agua potable). ¡El verdadero problema no consiste tanto en movilizar nuevos recursos, sino, en primer lugar, utilizar mejor el agua!

Entre las propuestas mencionadas: un observatorio mediterráneo de los recursos hídricos; una política de lucha contra los despilfarros; no favorecer el desarrollo del regadío en zonas deficitarias en agua; fijar cantidades máximas para las tomas, elaborar planes de acción de "sequía"; una tarificación del agua; la reutilización de aguas residuales tratadas y la desalación de agua de mar; compensar el tiempo perdido en el saneamiento, etc.

Es necesario modernizar las instituciones así como reforzar las competencias: gestión integrada por cuenca, creación y refuerzo de los Organismos de Cuenca y de las Comisiones Internacionales, planificación y programación de las inversiones con una financiación basada en los principios usuarios-contaminadores-pagadores, participación de los usuarios del agua, etc.

Es deseable desarrollar la gestión de los servicios colectivos de las aguas municipales y de riego así como la formación profesional básica y continua.

Es necesario facilitar el acceso a la información con, en particular, la creación y la puesta en red de los Sistemas Nacionales de Información sobre el Agua, que se hacen en el marco del SEMISA, y con la distribución más amplia de los resultados de la investigación, en el marco del proyecto europeo "IWRM – Net" por ejemplo.

Los participantes expresaron su deseo de trabajar sobre la adaptación a la cuenca mediterránea de los principios generales de la Directiva Marco, subrayando la importancia de la solidaridad euro-mediterránea y de la próxima Conferencia ministerial prevista en el segundo semestre de 2008.

Los participantes subrayaron el interés en proseguir los hermanamientos entre cuencas iniciados por el proyecto TWINBASIN, especialmente en la cuenca mediterránea, en la región EOCAC (Europa Oriental, Cáucaso y Asia Central), en establecer indicadores socioeconómicos comunes e indicadores de resultado que permitan comparaciones entre organismos de cuenca y en crear una base de referencias prácticas sobre los métodos para la consulta pública.

Los delegados felicitaron al Sr. Jacky COTTET, Presidente de la Agencia francesa del Agua Ródano-Mediterráneo y Córcega, por la eficacia con la cual llevó a cabo su presidencia en 2006-2007. El Sr. Roberto GRAPPELLI, Secretario General de la Autoridad de Cuenca del Tíber (Italia), presidirá hasta la próxima Conferencia "EURO-RIOC" que Rumania organizará en el otoño de 2008.

Las resoluciones finales, las presentaciones y las fotografías están disponibles en la página Web: www.rioc.org.