Haití : Reforma de los servicios de agua potable y saneamiento - La OIAgua ayuda al Estado Haitiano para enfrentar el desafió

El Gobierno de la República de Haití se compromete a reformar profundamente el marco legal e institucional debido a la necesidad de modernizar el sector del agua potable y del saneamiento, para permitir el acceso al agua y la implementación de los componentes del saneamiento. Tiene como objetivo una organización racional y más flexible de los servicios de agua y saneamiento, más cerca de las poblaciones, optimizando los servicios y sus costes, y respetando las normas de buena gobernabilidad.

Desde septiembre de 2007, en el marco de la Ley de Aguas actualmente al Parlamento para su adopción, y a petición del Ministerio Haitiano de Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones (MTPTC) encargado de los servicios de agua, la OIAgua tiene como objetivo crear el futuro modelo organizativo de los servicios, teniendo en cuenta el nuevo principio triangular basado en:
- la puesta en marcha de un regulador a nivel del Estado que garantiza la planificación y la coordinación del sector,
- la descentralización del control de obras hacia OREPA (Oficinas Regionales de Agua Potable y Saneamiento) que serán las Autoridades organizadoras regionales; deben definirse juiciosamente sus áreas de responsabilidad en el estudio y determinarse los métodos de funcionamiento,
- la diversificación de los métodos de gestión de los servicios en el terreno, tanto en materia de agua potable como de saneamiento.

El contexto es tal que los estudios realizados en la zona metropolitana de Port-au-Prince y en zona rural se conducen en paralelo, considerando la especificidad de estas zonas. Después de un inventario de los servicios existentes en 2007, se inician análisis técnicos (incluso la disponibilidad de los recursos y su calidad), económicos y financieros apropiados para desarrollar:
* Planes maestros técnicos de suministro y distribución más adaptados, y de la misma forma en cuanto al saneamiento (redes colectivas urbanas, saneamiento no colectivo y letrinas en zonas rurales o suburbanas, gestión de las materias de drenaje y excreta, etc.), teniendo en cuenta la vulnerabilidad de los medios receptores (aguas superficiales o acuíferos);
* Balances tan equilibradas que posible entre los ingresos y los gastos del sector, basadas en modelos de tarificación adaptados a la situación socioeconómica, planeando y dando prioridad a las inversiones necesarias;
* Escenarios institucionales de organización pertinente entre cada uno de los actores del sector, basados en un marco legal y sostenible;
* Dispositivos financieros óptimos para la planificación de las inversiones que deben realizarse en el tiempo (ayudas internacionales, subvenciones, empréstitos, perecuaciones, amortizaciones, etc.),
* El futuro "plan de acción" de los actores del sector (incluso OREPA), basado en los planes maestros seleccionados para Port-au-Prince, para las zonas rurales y suburbanas, tanto a nivel técnico como financiero.

Con el objetivo de finalizar en abril/mayo de 2008, las prestaciones se realizan de tal modo que ofrezcan a las Autoridades Haitianas "macroestrategias" variadas y complementarias mostrando las ventajas y los inconvenientes, y los riesgos relacionados; estarán basadas en proyecciones realistas en materia de demanda de agua y de disponibilidad de los recursos, teniendo en cuenta al mismo tiempo, por ejemplo, los riesgos de sequía como la en 1997, y minimizando los riesgos sanitarios.

La OIAgua, con CALIA Consejo, realiza este estudio validando cada una de las alternativas con las Autoridades de Haití que seleccionan el o los modelos globales óptimos en todo el territorio (urbano, suburbano y rural). Estas actuaciones se inscriben en un marco de gestión y funcionamiento armoniosos entre los actores del agua haitianos, y fijan, en particular, los ámbitos de acción de los OREPA en las regiones.